Seguidores

jueves, enero 3

COLGADA DE TI.

25 de noviembre, nadie sabia que pasaría, yo ni siquiera lo tenía en cuenta, no era algo que tuviera que pasar, pero pasó. Así empezó todo, aquello poco a poco se fue haciendo costumbre, mis labios se acostumbraban a tus labios, y los tuyos se amoldaban perfectamente en los míos. Creo que pocas veces había sonreído tantas veces, me sentía llena, realmente feliz. Entre beso y beso se me escapó a regañadientes un 'Ojalá te enamores de mi', me podría esperar cualquier respuesta, menos un 'Demasiado tarde, ya lo estoy'. Fue como rozar el cielo con las yemas, que bien me sentó esa respuesta, sobretodo por que yo no lo estaba de él, sí que había estado enamorada de él, pero ahora no, ahora era él el que se tendría que preocupar, yo no le necesitaba, y él a mi supongo que tampoco, pero está bien, al menos yo le necesitaba aún menos. Empezó con un te quiero y una sonrisa a mitad del beso, dice que no me quiere perder, que se lo gane si no quiere perderme, no le regalaré nada, eso lo puede tener claro, que quien no se lo gana no lo tiene, y a mi desde luego, mucho menos. Por ahora todo está bien, besos de tarde y caricias, suspiros al oído y muchas palabras bonitas. Siempre se enfada conmigo porque dice que siempre estoy pensando en cuando esto se acabe, siempre me dice que disfrute mientras dure y que no me preocupe por nada, que lo que tenga que venir vendrá, pero lo que él no sabe es que cuando te fallan muchas veces, cuesta disfrutar, y desde aqui te digo, que tengo miedo cariño, miedo de que te alejes sin razón y yo me quede aqui, colgada de ti.